Diversificación y diferenciación de los destinos turísticos tradicionales a partir de la valorización del patrimonio industrial: retos y oportunidades para el turismo industrial en la Costa Blanca (España)

  • Rosario Navalón García Universidade de Alicante
  • Elisa Rico Cánovas Universidade de Alicante

Resumo

Situada a orillas del Mediterráneo, el área turística de la Costa Blanca constituye una de las regiones españolas de mayor peso turístico, a tenor de las variables de la oferta y demanda. Su imagen de destino, asociado fundamentalmente a los factores climáticos y litorales, presenta un marcado carácter inmobiliario-turístico, de ocupación extensiva e indiferenciada del territorio, que desde hace años comienza a mostrar los síntomas de estancamiento propios de los destinos turísticos maduros que, a partir de la teoría del ciclo de vida del producto turístico de Butler, indica el momento en que es preciso actuar con la introducción de diversas estrategias para evitar el declive y la pérdida de competitividad territorial.
Por su situación en el sureste peninsular, esta región se sitúa un eje de paso fundamental desde el interior peninsular hacia la costa mediterránea y ha sido territorio de tránsito litoral Norte – Sur a lo largo de la historia. Además, por la variedad natural de su territorio y el ingenio de sus gentes, cuenta con innumerables elementos patrimoniales histórico artísticos, fruto de una trayectoria plagada de acontecimientos, que le permite conservar cuantiosos elementos vinculados a la historia productiva de unos pueblos que han sabido aprovechar los recursos de la naturaleza para desarrollar industrias en muy diversos sectores y con muy interesantes resultados.
En el actual contexto turístico de máxima competitividad a todas las escalas, las nuevas tendencias de la demanda en cuanto a motivaciones y hábitos de consumo, sitúan en el primer plano de sus ventajas comparativas a los elementos patrimoniales que, en su condición de elementos que reflejan la identidad de los pueblos, propician la singularidad territorial y, por tanto, también la diferenciación de los destinos turísticos respecto a sus competidores. En este escenario parece más que oportuno reivindicar el protagonismo del patrimonio industrial como eje argumental a partir del cual generar nuevos productos turísticos que diversifiquen y complementen la actual estructura turística de los destinos. No obstante, la oportunidad de llevar a cabo la valorización turística del patrimonio industrial, como materia prima para la creación de ofertas culturales que deriven en productos turísticos atractivos y viables, se convierte en un verdadero reto, cuando se analizan todas las variables que han de estar presentes en la configuración de un sistema turístico adecuado para que éstas lleguen a ser una realidad. Los recursos patrimoniales por sí mismos no pueden asimilarse a productos turísticos, y las estrategias a desarrollar implican la participación de muchos factores, internos y externos, del sistema turístico y del consenso de multitud de agentes en la creación de una oferta turística vinculada al patrimonio industrial. A lo largo de estas páginas, se pretende describir la situación actual que respecto al desarrollo del turismo industrial presenta el ámbito turístico de la Costa Blanca, como ejemplo de un diagnóstico común a muchos otros espacios turísticos consolidados. Analizar las potencialidades y presentar un diagnóstico de la situación a partir de una metodología participativa, es el arranque de esta aportación que concluye con una serie de propuestas de actuación que ofrecen las pautas de trabajo para lograr, en primer lugar la creación y después la viabilidad, de un producto de turismo industrial en la Costa Blanca alicantina.

 

Publicado
2012-01-01
Edição
Secção
Artigos